Trastorno obsesivo compulsivo


El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es un trastorno de ansiedad que se caracteriza por la presencia de obsesiones y compulsiones, que producen malestar e interfieren en la vida cotidiana de quien lo padece.

Las obsesiones se definen como pensamientos, impulsos o imágenes persistentes y recurrentes, que se experimentan como intrusivos y generan altos niveles de ansiedad. La persona los considera como absurdos, repugnantes e intenta rechazarlos.

Las compulsiones son las conductas o los rituales mentales que la persona realiza para neutralizar el contenido obsesivo y disminuir el malestar. Las conductas compulsivas se realizan de modo estereotipado de acuerdo a unas reglas.

Los tipos más comunes de TOC son:   

Lavadores y limpiadores: son personas que tienen obsesiones relacionadas con la contaminación y el contagio a través del contacto con otros individuos, lugares u objetos sucios o infectados. Las compulsiones que realizan son lavarse las manos, ducharse muchas veces, lavar la ropa, etc.

Verificadores: son personas que padecen dudas acerca de fallos en la seguridad, realización de tareas, etc. Necesitan chequear de manera excesiva porque temen cualquier situación que pueda causar un desastre en caso de no llevar a cabo tales comprobaciones. Realizan compulsiones como inspeccionar repetidamente las puertas, ventanas, enchufes, verificar los trayectos recorridos, cheques, e-mail, etc.

Repetidores: son aquellas personas que piensan que sucederá una catástrofe a ellos mismos o a sus seres queridos. Realizan conductas repetitivas para prevenir la ocurrencia de alguna desgracia. Por ejemplo, dar varios ciclos de tres golpes a la mesa con un bolígrafo en distintas direcciones para prevenir la ocurrencia de un accidente de un familiar. 

Ordenadores: son personas que piensan que las cosas tienen que estar en un lugar correcto, hacer tareas en un orden determinado, de acuerdo a una secuencia o número específico. Las conductas compulsivas consisten en ordenar los objetos de forma simétrica o realizar la acción en la secuencia o número correcto.

Acumuladores: son personas que temen tirar cualquier cosa que puedan necesitar en algún momento. Acumulan libros, revistas, ropa, etc., en ocasiones no se pueden mover en su propia casa a causa del número de cosas almacenadas.

Violencia y agresión: esta obsesión está relacionada con personas que temen la violencia física hacia sí mismos u otros. Las compulsiones suelen ser repetirse frases acerca de que realmente no son violentas, comprobar que no han hecho ningún daño, evitar ciertas situaciones como estar solos con alguien, etc.

Las personas que padecen el trastorno obsesivo compulsivo experimentan un malestar significativo debido a los altos niveles de ansiedad y a la pérdida de tiempo que les conlleva realizar las compulsiones.

Tratamiento

La terapia cognitivo-conductual ha demostrado ser efectiva para el TOC. La terapia incluye: las terapias cognitivas, la exposición y la prevención de respuesta.

Si deseas recibir ayuda profesional, envía un mensaje a Psicotransformación psicólogo online