Fobia social

La fobia social o miedo social se caracteriza por un miedo intenso y desproporcionado ante situaciones sociales, en las cuales, las personas creen que serán juzgadas y evaluadas negativamente por las demás. Estas personas están convencidas de que actuarán de modo humillante o ridículo y que los otros se darán cuenta de su ansiedad. Lo que temen principalmente es el juicio negativo de los otros.

Las personas pueden experimentan diversas sensaciones físicas como: taquicardia, tensión muscular, rubor, sudoración, temblores, calor, mareos, falta de aire, molestias abdominales o nauseas. Algunos de estos síntomas se presentan antes y durante la situación temida.

Algunas personas evitan afrontar las situaciones en las que se sienten mal, otras, por el contrario, las afrontan experimentando una gran ansiedad que les lleva a realizar conductas de seguridad como por ejemplo, tomar alcohol o ansiolíticos, no mirar a los ojos, esconder las manos en los bolsillos, usar maquillaje para que no se note el rubor, etc.

Las situaciones sociales que provocan el inicio del malestar suelen ser: iniciar o mantener conversaciones con desconocidos, asistir a fiestas o reuniones, solicitar información, hablar con personas de autoridad, ir de compras, mirar a los ojos a desconocidos, recibir o hacer un cumplido, ser observado cuando se entra en un sitio, beber, comer y escribir en público por temor a que los demás puedan ver sus manos temblar.

Tratamiento 

La terapia cognitivo-conductual ha mostrado ser eficaz para la fobia social. La terapia suele incluir: exposición en vivo a las situaciones sociales temidas, las técnicas de reestructuración cognitiva, entrenamiento en habilidades sociales y la combinación de exposición e intervención cognitiva.

Si deseas recibir ayuda profesional, envía un mensaje a Psicotransformación psicólogo online

Para más información sobre los ataques de pánico, puedes visitar National Institute of Mental Health