Celos en la pareja


Los celos en la pareja son un sentimiento experimentado por todos, en algún momento de la vida y surgen de la idea de que podríamos perder a la persona amada.

Los celos en si no son anormales y desempeñan un papel adaptativo porque nos asegura la estabilidad de nuestra pareja y del hogar. Sin embargo, cuando los celos son intensos y aparecen de manera frecuente, hablamos de celos patológicos o celotipia. Este tipo de celos están más relacionados con la desconfianza y el exceso de control que con el verdadero amor.

La interrogación es una conducta frecuente que el celoso realiza a su pareja: ¿con quién has hablado?, ¿qué te ha dicho?, ¿qué has hecho?, ¿por qué te arreglas tanto?, etc., con el propósito de averiguar que hizo su pareja en su ausencia.  Al inicio, la pareja puede responder a todas las preguntas, pero a medida que pasa el tiempo se cansa de que toda respuesta sea insuficiente. Por lo tanto, inicia a evitar este tipo de situaciones. Esta actitud vuelve más nervioso al celoso, quien lo interpreta como indicio de infidelidad.

La búsqueda constante de pruebas de una posible infidelidad lleva al celoso a realizar una serie de conductas como: llamadas telefónicas, revisar bolsos, bolsillos, celulares, etc., dirigidas a comprobar si los pensamientos que aparecen son ciertos. Estas conductas comprobatorias reducen el malestar que experimenta el celoso, pero de manera transitoria, porque al poco tiempo vuelve a aparecer y las conductas se vuelven a realizar.

La continua desconfianza produce una gran tensión emocional en el celoso y en su pareja, quien se siente continuamente controlada, acusada e interrogada sin ninguna causa. Esto conlleva a discusiones constantes  y  en el peor de los casos,  puede desembocar en violencia. La convivencia con la persona celosa se torna difícil y la relación se va deteriorando hasta el punto de acabar en ruptura. También, en el caso de que existan hijos, estos se ven afectados emocionalmente.

La persona celosa está preocupada constantemente y esto le produce un gran sufrimiento.

Tratamiento

La terapia cognitiva-conductual ha demostrado ser eficaz para el tratamiento de los celos patológicos. La terapia incluye técnicas de reestructuración cognitiva, exposición con prevención de respuestas. Asimismo, se interviene en otros aspectos alterados de la persona.

Si deseas recibir ayuda profesional, envía un mensaje a Psicotransformación psicólogo online